Warning: A non-numeric value encountered in /home/hlx4vi07e37o/public_html/luislozano/wp-content/themes/Divi/functions.php on line 5806
Los avances y beneficios de la RSE en México

Los avances y beneficios de la RSE en México

El objetivo de las firmas socialmente responsables es que el impacto positivo que tienen se traduzca en mayor competitividad y sostenibilidad .

 

En los últimos años, en México se han logrado avances importantes con la reinserción de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) en el plan de negocios de las empresas.

De acuerdo con la maestra Martha Elizalde Durán, coordinadora de Consultoría y Comunicación de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac Norte, uno de los indicadores que refleja el crecimiento de la RSE en la práctica e iniciativa del sector empresarial es el Distintivo Empresa Socialmente Responsable (ESR), otorgado por el Cemefi. El galardón se otorgó por primera vez en el 2001 a ocho empresas y en el 2014 fueron 933 firmas las reconocidas, pero cada día más empresas se interesan en adoptar la RSE.

A la empresa le convendría tanto como a la sociedad aplicar estos esquemas, pues está comprobado que se obtienen beneficios tanto para la comunidad donde se implemente un proyecto, como a la empresa en sí , explicó Martha Elizalde.

El objetivo de la firma es que el impacto positivo que causan estas prácticas en la sociedad se traduzca en una mayor competitividad y sostenibilidad. La responsabilidad social complementa esto con la generación de empleo y con los beneficios que se pueden percibir como la reputación, la lealtad y el consumo en la preferencia.

Si una empresa quiere incorporar la responsabilidad social en su estructura, la académica recomienda que se haga un autodiagnóstico, revisar los pilares de la RSE, implementar las acciones que se necesitan, medirlas y comunicarlas.

Se debe empezar por hacer un autodiagnóstico, revisar prácticas de responsabilidad social, identificar áreas de oportunidad, como puede ser la parte ética, la visión, misión y los valores de la empresa, cómo se aplican, cómo se identifican, cómo se relacionan, revisar el tema de calidad de vida, los stakeholders; que vea que el empleado es considerado como gran componente dentro del proceso en la cadena de valor de producción de la empresa. Implementar la vinculación con la comunidad que se está haciendo y cómo se beneficia ésta; medir el impacto de la causa y la estrategia de la comunicación para sensibilizar sobre el problema y mantener el compromiso con el cuidado del medio ambiente, aspectos de operar y revertir los cambios negativos en este , comentó la académica.

Temporalidad y capacitación

Martha Elizalde destacó que los proyectos y estrategias de la RSE pueden variar de tiempo para realizarse. Muchos factores se tienen que considerar desde qué tan comprometidos y convencidos estén los líderes en todos los niveles de la organización para hacerlo, de la implementación, el diseño, la negociación, la presentación, la justificación y la medición de impacto, dependerá el programa.

En algunos casos se tiene la idea de que la RSE es muy costosa y no siempre lo es. Más bien se requiere de una inversión social para poder llevar a cabo una de estas prácticas o acciones, pero en muchas ocasiones es de actitud y de cómo hacer las cosas , y esto también afecta la parte de temporalidad, puntualizó.

Contar con personal especializado y dedicado en el área reduce los tiempos, ya que se hace de una manera estratégica y medible, que genere valor para la organización.

En México hay oferta y accesibilidad de especialistas para orientación y capacitación en la materia. Hay consultorías, representaciones de firmas extranjeras y la academia, que son líneas de acceso para todas las empresas que quieran implementar de una manera funcional la responsabilidad social.

¿Cuáles son los beneficios de tener una empresa socialmente responsable?

¿Cuáles son los beneficios de tener una empresa socialmente responsable?

Si estás en el mundo de los negocios debes tener presente que a los consumidores les gusta relacionarse con buenas empresas. Ser una empresa socialmente responsable es una maravillosa manera de atraer atención positiva a tu corporación, y hacer que tus empleados estén orgullosos de pertenecer a ella

Pero, ¿qué es una empresa socialmente responsable?

Bueno, ser socialmente responsable significa que estás consciente de que tú o tu empresa tiene una obligación total con la sociedad. Según Gananci, estas son algunas ideas de negocios ecológicos para empezar desde casa.

Se tienen iniciativas para evaluar y asumir la responsabilidad de los efectos de la empresa en el bienestar ambiental y social. Este tipo de empresas promueven un cambio social y un ambiente positivo.

¡Aquí te van algunos beneficios de tener una empresa totalmente responsable!

Construyes tu marca

Ser socialmente responsable es una excelente manera de construir tu marca y crear un nombre positivo a tu alrededor. Cosas como la benevolencia, la confianza y una imagen positiva son posibles de lograr a través de la responsabilidad social.

Si eres lo suficientemente inteligente y apoyas el tipo correcto de negocio, pueden surgir también oportunidades de marketing y co-branding.

Atraes y retienes el mejor talento humano

Las personas quieren sentir que están haciendo una diferencia en el mundo, por lo tanto, esta es una manera ideal de atraer y retener el mejor talento. Cuando los empleados se sienten orgullosos de donde trabajan, desarrollan un sentimiento de lealtad hacia la compañía, convirtiéndolos de inmediato en embajadores.

Los millennials están especialmente conectados a la idea de trabajar para compañías socialmente responsables. Algunas encuestas han arrojado como resultado que el 80% de las personas entre los 13 y los 25 años de edad quieren trabajar para compañías que se preocupan por los efectos y contribuciones a la sociedad.

Los consumidores aman las empresas socialmente responsables

Son muchas las personas que están dispuestas a pagar más por productos y servicios provenientes de compañías socialmente responsables. Pues tienen en cuenta que están consumiendo algo que previamente tomó en cuenta el bienestar del ambiente y de la sociedad.

La autenticidad, la inclusión y la amabilidad en todo lo relacionado a la empresa, desde la cultura hasta las campañas de marketing, son valores realmente importantes. Si quieres atraer nuevos clientes a tu negocio, lee este artículo en Gananci.

Ayuda a involucrar a tus empleados

Cuando incluyes a tus empleados en procesos más grandes y de planificación visual como diseñar e implementar un programa socialmente responsable para la empresa, se sentirán parte de algo trascendental e importante, lo que inevitablemente les hará sentir más que comprometidos.

Generalmente hablando, los empleados se sientes mán comprometidos cuando se sienten parte de un proceso holístico, en vez de limitarse solo a sus roles y tareas.

Mantiene a tu compañía competitiva

Cuando eliges una posición única como compañía y haces cosas diferentes de los competidores, contribuyes a que tu negocio se destaque. Esto aplica a todas las realidades de los negocios, incluyendo la responsabilidad social. Tu relación con la sociedad es tan importante como la relación con tus clientes.

Tener una visión y una conexión fuertes con una causa que tiene un impacto positivo te da una ventaja competitiva.

Existen muchas compañías que son socialmente responsables como:

  • Coca Cola: cuenta con un programa que empodera a jóvenes empresarias.
  • Visa: se ha aliado con muchos gobiernos de países en vías de desarrollo para ofrecer soluciones financieras a los más necesitados.
  • Google: ha sido reconocida como la empresa más socialmente responsable en la categoría “lugar de trabajo”.
  • Microsoft: tiene una responsabilidad corporativa arraigada a su cultura. Organiza cientos de eventos sociales cada año para recolectar fondos.
  • Toms: por cada par de zapatos que ellos venden, le donan un par a un niño. Ya han dado más de 60 millones de zapatos.

No todo lo que importa en un negocio es producir dinero, sino aprovechar esa posición para poder dar voz a los más vulnerables. Si más empresas se suman a trabajar en la línea de la responsabilidad social, imagina el gran impacto que se haría en la sociedad y el ambiente.

¡La responsabilidad social es un acto de empatía!

¿Qué es una empresa socialmente responsable?

¿Qué es una empresa socialmente responsable?

¿Qué es ser una Empresa Socialmente Responsable ESR?: Ser una Empresa Socialmente Responsable “ESR” es aquella que fundamente su visión y compromiso en políticas, programas, toma de decisiones y acciones que benefician a su negocio y que inciden positivamente en la gente, el medio ambiente y las comunidades en que operan, más alla de sus obligaciones, atendiendo sus expectativas.

¿Qué es ser una Empresa Socialmente Responsable ESR?

Una Empresa Socialmente Responsable es la que cumple con un conjunto de normas y principios referentes a la realidad social, económica y ambiental que se basa en valores, que le ayudan a ser mas productiva.

Una Empresa Socialmente Responsable establece como principales estándares en su cultura organizacional, la ética, la moral, y todo lo que se refiere a valores.

¿Qué promueven las Empresas Socialmente Responsables?

La Responsabilidad Social Empresarial, responde a principios empresariales fundamentales, los cuales hacen que con el conocimiento de los mismos y su profundización conlleven a su implementación exitosa.

Directrices de la Empresa Socialmente Responsable

Estas directrices de la Empresa Socialmente Responsable como base de acción pueden ser:

  • Respeto a la dignidad de la persona.
  • Empleo digno.
  • Solidaridad.
  • Subsidiariedad.
  • Contribución al bien común.
  • Corresponsabilidad.
  • Confianza.
  • Ética en los negocios.
  • Prevención de negocios ilícitos.
  • Vinculación con la comunidad.
  • Transparencia.
  • Honestidad y legalidad.
  • Justicia y equidad.
  • Empresarialidad.
  • Desarrollo social.
  • Calidad de Vida.
  • Cuidado del Medio Ambiente.

Conveniencia de ser una Empresa Socialmente Responsable.

La Responsabilidad Social Empresarial representa hoy en día, un valor agregado y una ventaja competitiva, en tanto que mañana será un requisito.

Se basa en la mejora continua que permite a la empresa ser más competitiva no a costa de, sino respetando y promoviendo el desarrollo pleno de las personas, de las comunidades en las que opera y del entorno.

La responsabilidad social de la empresa es una combinación de aspectos legales, éticos, morales y ambientales, y es una decisión voluntaria, no impuesta, aunque exista cierta normatividad frente al tema.

Una empresa es realmente mejor cuando además de lograr sus objetivos empresariales, aporta beneficios a sus colaboradores, a sus proveedores, a las familias de sus trabajadores, a su entorno, al medio ambiente.

Por esta razón es tan importante ser una Empresa Socialmente Responsable.

Todos ustedes son testigos de que hoy, como nunca antes en nuestra historia, se proclama el amor y la sexualidad, hoy, se habla de amor en todos los medios y se discute de sexo en todos los foros, jamás habíamos puesto tantos medios y tantos recursos en el tema del amor y la sexualidad, sin embargo, también hoy como nunca antes, el sexo les resulta algo muy fácil y en cambio el amor algo muy difícil. Si hemos invertido como sociedad tantos recursos en el tema del amor ¿por qué cada día fracasan más parejas, por qué suman cada vez más los desertores del amor conyugal? ¿por qué tanta soledad, abandono íntimo, hastío por la propia vida?  ¿será el  fracaso, la soledad y el desamor el destino natural de nuestra humanidad? ¿será que amar radicalmente fue algo del pasado que hoy ya no nos es posible? ¿estaremos en una nueva era cuya nota distintiva es el reduccionismo y el pesimismo antropológico, en donde la incapacidad de amar es el nuevo estándar de la naturaleza humana? Pero si cada uno de nosotros siente en su interior la nostalgia de amar y sobre todo el anhelo de ser enteramente amados y acogidos ¿no es esto algo contradictorio? ¿está hoy nuestra capacidad de amar en un callejón sin salida?

Quiero invitarlos a que levanten la sospecha con que quizás muchos han estigmatizado al matrimonio y se cuestionen si tal vez su concepción respecto del amor y la sexualidad se encuentra soportada en un gran error que los conducirá al precipicio. Tal vez el matrimonio es de verdad la mejor fórmula.

Ciertamente los medios de comunicación, el cine, la televisión, las revistas del corazón y hasta las leyes civiles, les ofrecen a ustedes, jóvenes, un sinfín de alternativas relacionales a propósito de su sexualidad, así; la unión de hecho, el concubinato, la promiscuidad, el free, el intercambio de parejas, el poli-amor, la hetero-flexibilidad, el Back Stage, los follamigos, incluso los extremos de la homosexualidad y el lesbianismo, y quizás dentro de poco se sume a este elenco la poligamia, el incesto y hasta el bestialismo; pero yo les pregunto ¿son éstas alternativas auténticos Derechos Naturales, son vías de verdadera realización humana y biográfica? ¿son opciones conformes con nuestra naturaleza? ¿Por el hecho de que junto al matrimonio, la libertad pueda optar por estas alternativas significa que dan lo mismo en términos de realización personal, de rentabilidad biográfica y existencial? ¿De verdad creen ustedes que da igual cualquier modo de amar?

En línea de principio me parece incuestionable que todos quieren y anhelan ser felices y que están dispuestos a derrochar sus energías vitales por conseguirlo, pero quiero advertirles que si equivocan el método, si sus sueños, expectativas y anhelos se están edificando sobre un subsuelo errático, sobre una concepción equivocada respecto de la persona, el sexo, el amor y el matrimonio, el fracaso existencial parece inevitable. Conviene recordar que toda práctica exitosa depende de una teoría verdadera, que no hay nada más útil que una buena teoría.

¿Cómo comunicarles hoy la verdad, la bondad y la belleza de la concepción canónica del amor sexual, del consentimiento matrimonial y del matrimonio? ¿Cómo ayudarles a avanzar más rápido hacia el suelo firme de un Derecho Natural Personalista? ¿Cómo llevar a la cordura a un orden jurídico secular que parece haberse vuelto loco?

Angus Deaton, Nobel de Economía por su análisis de la pobreza y el bienestar

Angus Deaton, Nobel de Economía por su análisis de la pobreza y el bienestar

El matemático escocés, catedrático de la Universidad de Princeton (EE UU), es muy crítico con las políticas de austeridad.

La Academia Sueca de las Ciencias ha galardonado al británico-estadounidense Angus Deaton (Edimburgo, 1945) con el premio Nobel de Economía por “su análisis sobre el consumo, la pobreza y el bienestar”. Catedrático de la Universidad de Princeton (EE UU), matemático de formación y economista heterodoxo, Deaton destaca por su capacidad para relacionar elecciones individuales con indicadores agregados y por sus dotes a la hora de poner en contacto dos mundos que él demostró perfectamente complementarios: el de la microeconomía y el de la macroeconomía.

En la concesión del premio, quizá el más prestigioso que puede recibir un académico de la Economía, el jurado valoró la “enorme influencia” del trabajo de Deaton sobre las políticas abordadas en el estudio de la pobreza, tanto en países ricos como en economías en vías de desarrollo. “Para diseñar políticas económicas a favor del bienestar y de la reducción de la pobreza, primero debemos entender las decisiones individuales de consumo. Y él ha contribuido, más que nadie, a mejorar esta comprensión”, ha incidido los académicos.

Miembro de la prestigiosa Academia Británica, de la Academia de las Artes y de las Ciencias de Estados Unidos y presidente de la Asociación Americana de Economía, las tesis de Deaton ya merecieron en 2011 el Premio Fronteras del Conocimiento en la sección de Economía y Finanzas de la Fundación BBVA por su “fundamental” contribución a la teoría del consumo y del ahorro y a la medición del bienestar económico.

El trabajo por el que recibe el Nobel gira en torno a tres interrogantes: la distribución del gasto de los consumidores entre diferentes bienes; los patrones de gasto y el ahorro de una sociedad y la adopción de un método de análisis de la pobreza y el bienestar. Para todas estas cuestiones, Deaton ofreció una respuesta. Creó un método “flexible pero sencillo”, en palabras del jurado, para estimar cómo la demanda de un producto determinado depende del precio de todos los bienes y servicios y de los ingresos del consumidor y demostró que “el análisis de los datos individuales” de ingresos y consumo es “clave” para explicar los patrones que luego se perciben en los datos macroeconómicos.

Abiertamente heterodoxo y autoproclamado keynesiano, Deaton pertenece al grupo de economistas que más duramente han cargado contra las políticas de austeridad. En un artículo publicado en este diario en marzo de 2012, el profesor de origen escocés se empleaba a fondo contra la medicina con la que los países del sur de Europa, entre ellos España, han respondido —siempre al dictado de Bruselas— a la crisis económica y alertaba de sus efectos futuros. “Todos quisiéramos ser felices, pero una gran parte del mundo está hoy preocupada porque los programas de austeridad que muchos países padecen nos harán infelices, quizá durante bastantes años”, escribió entonces. Estas políticas, seguía Deaton, “reducen ingresos, recortan beneficios y destruyen empleos”. En los últimos años, su afilada crítica se ha centrado en otra de sus temáticas estrella: la desigualdad.

Es la segunda edición consecutiva en la que el Nobel recae en una única persona, una rareza en la historia de este premio. Donde no hay cambios es en las señas de identidad del nuevo Nobel —hombre y nacido o formado académicamente en Occidente—. Este binomio solo se ha roto en dos ocasiones en los 46 años de historia del galardón: en 1975, cuando el soviético Leonid Kantorovich compartió el cetro con el holandés Tjalling C. Koopmans, y en 2009, cuando Elinor Ostrom se convirtió en la primera mujer galardonada con el premio de la Academia sueca.