¿Qué es ser una Empresa Socialmente Responsable ESR?: Ser una Empresa Socialmente Responsable “ESR” es aquella que fundamente su visión y compromiso en políticas, programas, toma de decisiones y acciones que benefician a su negocio y que inciden positivamente en la gente, el medio ambiente y las comunidades en que operan, más alla de sus obligaciones, atendiendo sus expectativas.

¿Qué es ser una Empresa Socialmente Responsable ESR?

Una Empresa Socialmente Responsable es la que cumple con un conjunto de normas y principios referentes a la realidad social, económica y ambiental que se basa en valores, que le ayudan a ser mas productiva.

Una Empresa Socialmente Responsable establece como principales estándares en su cultura organizacional, la ética, la moral, y todo lo que se refiere a valores.

¿Qué promueven las Empresas Socialmente Responsables?

La Responsabilidad Social Empresarial, responde a principios empresariales fundamentales, los cuales hacen que con el conocimiento de los mismos y su profundización conlleven a su implementación exitosa.

Directrices de la Empresa Socialmente Responsable

Estas directrices de la Empresa Socialmente Responsable como base de acción pueden ser:

  • Respeto a la dignidad de la persona.
  • Empleo digno.
  • Solidaridad.
  • Subsidiariedad.
  • Contribución al bien común.
  • Corresponsabilidad.
  • Confianza.
  • Ética en los negocios.
  • Prevención de negocios ilícitos.
  • Vinculación con la comunidad.
  • Transparencia.
  • Honestidad y legalidad.
  • Justicia y equidad.
  • Empresarialidad.
  • Desarrollo social.
  • Calidad de Vida.
  • Cuidado del Medio Ambiente.

Conveniencia de ser una Empresa Socialmente Responsable.

La Responsabilidad Social Empresarial representa hoy en día, un valor agregado y una ventaja competitiva, en tanto que mañana será un requisito.

Se basa en la mejora continua que permite a la empresa ser más competitiva no a costa de, sino respetando y promoviendo el desarrollo pleno de las personas, de las comunidades en las que opera y del entorno.

La responsabilidad social de la empresa es una combinación de aspectos legales, éticos, morales y ambientales, y es una decisión voluntaria, no impuesta, aunque exista cierta normatividad frente al tema.

Una empresa es realmente mejor cuando además de lograr sus objetivos empresariales, aporta beneficios a sus colaboradores, a sus proveedores, a las familias de sus trabajadores, a su entorno, al medio ambiente.

Por esta razón es tan importante ser una Empresa Socialmente Responsable.

Todos ustedes son testigos de que hoy, como nunca antes en nuestra historia, se proclama el amor y la sexualidad, hoy, se habla de amor en todos los medios y se discute de sexo en todos los foros, jamás habíamos puesto tantos medios y tantos recursos en el tema del amor y la sexualidad, sin embargo, también hoy como nunca antes, el sexo les resulta algo muy fácil y en cambio el amor algo muy difícil. Si hemos invertido como sociedad tantos recursos en el tema del amor ¿por qué cada día fracasan más parejas, por qué suman cada vez más los desertores del amor conyugal? ¿por qué tanta soledad, abandono íntimo, hastío por la propia vida?  ¿será el  fracaso, la soledad y el desamor el destino natural de nuestra humanidad? ¿será que amar radicalmente fue algo del pasado que hoy ya no nos es posible? ¿estaremos en una nueva era cuya nota distintiva es el reduccionismo y el pesimismo antropológico, en donde la incapacidad de amar es el nuevo estándar de la naturaleza humana? Pero si cada uno de nosotros siente en su interior la nostalgia de amar y sobre todo el anhelo de ser enteramente amados y acogidos ¿no es esto algo contradictorio? ¿está hoy nuestra capacidad de amar en un callejón sin salida?

Quiero invitarlos a que levanten la sospecha con que quizás muchos han estigmatizado al matrimonio y se cuestionen si tal vez su concepción respecto del amor y la sexualidad se encuentra soportada en un gran error que los conducirá al precipicio. Tal vez el matrimonio es de verdad la mejor fórmula.

Ciertamente los medios de comunicación, el cine, la televisión, las revistas del corazón y hasta las leyes civiles, les ofrecen a ustedes, jóvenes, un sinfín de alternativas relacionales a propósito de su sexualidad, así; la unión de hecho, el concubinato, la promiscuidad, el free, el intercambio de parejas, el poli-amor, la hetero-flexibilidad, el Back Stage, los follamigos, incluso los extremos de la homosexualidad y el lesbianismo, y quizás dentro de poco se sume a este elenco la poligamia, el incesto y hasta el bestialismo; pero yo les pregunto ¿son éstas alternativas auténticos Derechos Naturales, son vías de verdadera realización humana y biográfica? ¿son opciones conformes con nuestra naturaleza? ¿Por el hecho de que junto al matrimonio, la libertad pueda optar por estas alternativas significa que dan lo mismo en términos de realización personal, de rentabilidad biográfica y existencial? ¿De verdad creen ustedes que da igual cualquier modo de amar?

En línea de principio me parece incuestionable que todos quieren y anhelan ser felices y que están dispuestos a derrochar sus energías vitales por conseguirlo, pero quiero advertirles que si equivocan el método, si sus sueños, expectativas y anhelos se están edificando sobre un subsuelo errático, sobre una concepción equivocada respecto de la persona, el sexo, el amor y el matrimonio, el fracaso existencial parece inevitable. Conviene recordar que toda práctica exitosa depende de una teoría verdadera, que no hay nada más útil que una buena teoría.

¿Cómo comunicarles hoy la verdad, la bondad y la belleza de la concepción canónica del amor sexual, del consentimiento matrimonial y del matrimonio? ¿Cómo ayudarles a avanzar más rápido hacia el suelo firme de un Derecho Natural Personalista? ¿Cómo llevar a la cordura a un orden jurídico secular que parece haberse vuelto loco?