Si estás en el mundo de los negocios debes tener presente que a los consumidores les gusta relacionarse con buenas empresas. Ser una empresa socialmente responsable es una maravillosa manera de atraer atención positiva a tu corporación, y hacer que tus empleados estén orgullosos de pertenecer a ella

Pero, ¿qué es una empresa socialmente responsable?

Bueno, ser socialmente responsable significa que estás consciente de que tú o tu empresa tiene una obligación total con la sociedad. Según Gananci, estas son algunas ideas de negocios ecológicos para empezar desde casa.

Se tienen iniciativas para evaluar y asumir la responsabilidad de los efectos de la empresa en el bienestar ambiental y social. Este tipo de empresas promueven un cambio social y un ambiente positivo.

¡Aquí te van algunos beneficios de tener una empresa totalmente responsable!

Construyes tu marca

Ser socialmente responsable es una excelente manera de construir tu marca y crear un nombre positivo a tu alrededor. Cosas como la benevolencia, la confianza y una imagen positiva son posibles de lograr a través de la responsabilidad social.

Si eres lo suficientemente inteligente y apoyas el tipo correcto de negocio, pueden surgir también oportunidades de marketing y co-branding.

Atraes y retienes el mejor talento humano

Las personas quieren sentir que están haciendo una diferencia en el mundo, por lo tanto, esta es una manera ideal de atraer y retener el mejor talento. Cuando los empleados se sienten orgullosos de donde trabajan, desarrollan un sentimiento de lealtad hacia la compañía, convirtiéndolos de inmediato en embajadores.

Los millennials están especialmente conectados a la idea de trabajar para compañías socialmente responsables. Algunas encuestas han arrojado como resultado que el 80% de las personas entre los 13 y los 25 años de edad quieren trabajar para compañías que se preocupan por los efectos y contribuciones a la sociedad.

Los consumidores aman las empresas socialmente responsables

Son muchas las personas que están dispuestas a pagar más por productos y servicios provenientes de compañías socialmente responsables. Pues tienen en cuenta que están consumiendo algo que previamente tomó en cuenta el bienestar del ambiente y de la sociedad.

La autenticidad, la inclusión y la amabilidad en todo lo relacionado a la empresa, desde la cultura hasta las campañas de marketing, son valores realmente importantes. Si quieres atraer nuevos clientes a tu negocio, lee este artículo en Gananci.

Ayuda a involucrar a tus empleados

Cuando incluyes a tus empleados en procesos más grandes y de planificación visual como diseñar e implementar un programa socialmente responsable para la empresa, se sentirán parte de algo trascendental e importante, lo que inevitablemente les hará sentir más que comprometidos.

Generalmente hablando, los empleados se sientes mán comprometidos cuando se sienten parte de un proceso holístico, en vez de limitarse solo a sus roles y tareas.

Mantiene a tu compañía competitiva

Cuando eliges una posición única como compañía y haces cosas diferentes de los competidores, contribuyes a que tu negocio se destaque. Esto aplica a todas las realidades de los negocios, incluyendo la responsabilidad social. Tu relación con la sociedad es tan importante como la relación con tus clientes.

Tener una visión y una conexión fuertes con una causa que tiene un impacto positivo te da una ventaja competitiva.

Existen muchas compañías que son socialmente responsables como:

  • Coca Cola: cuenta con un programa que empodera a jóvenes empresarias.
  • Visa: se ha aliado con muchos gobiernos de países en vías de desarrollo para ofrecer soluciones financieras a los más necesitados.
  • Google: ha sido reconocida como la empresa más socialmente responsable en la categoría “lugar de trabajo”.
  • Microsoft: tiene una responsabilidad corporativa arraigada a su cultura. Organiza cientos de eventos sociales cada año para recolectar fondos.
  • Toms: por cada par de zapatos que ellos venden, le donan un par a un niño. Ya han dado más de 60 millones de zapatos.

No todo lo que importa en un negocio es producir dinero, sino aprovechar esa posición para poder dar voz a los más vulnerables. Si más empresas se suman a trabajar en la línea de la responsabilidad social, imagina el gran impacto que se haría en la sociedad y el ambiente.

¡La responsabilidad social es un acto de empatía!