Descubre qué significa cada término y por qué debes establecerlos en tu empresa.

 

No es secreto que durante la última década, las empresas han enfrentado retos para atraer y retener el mejor talento posible.En términos simples, es porque, a diferencia que nuestros padres, nuestra generación no sólo busca un buen cheque y reconocimiento. Nuestro grupo de edad se encuentra sediento de poder tener un propósito de vida y ser congruente a nivel personal y personal.

El enfrentar esta crisis de talento ha provocado una oleada muy positiva de empresas que quieren definir su propósito más allá de hacer dinero. Esto no siempre es fácil. A veces porque se trata de una organización vieja (con más de 30 años) y se hereda una pobre cultura organizacional. Sobre todo, es difícil cuando hay tanta cacofonía entorno a los términos disponibles. Para ayudarte en este proceso, veamos de que va cada uno de estos conceptos.

  1. Propósito

El propósito de una empresa es su razón permanente de existir. Es el porqué haces las cosas. La columna vertebral de la cual dependemos para tomar decisiones, ya sea en la vida diaria o cuando el tema es crucial. Con un propósito, podemos discernir entre decisiones que son correctas y generan valor real, de aquellas que son simplemente fáciles o incluso técnicamente elegibles.

  1. Misión

La misión es lo que la organización desea lograr en un periodo específico de tiempo. Si el propósito es el Por qué haces las cosas, la misión se trata del Qué cosas haces. Una buena misión debe de describir que es lo que hace la empresa y lo que no. Tanto el presente como en el futuro, debe de proveer un enfoque a la dirección y sus colaboradores.

En resumen, una buena misión de una empresa debe de:

  • Incluir temporalidad
  • Describir el negocio en el que se opera
  • Definir el cliente
  • Métrica bajo la cual se define el éxito
  1. Visión

La visión de una empresa describe sus planes, el mundo, sus clientes y así misma. Es decir, indica cómo le gustaría que el mundo fuese en algunos años. Esto incluye una idea de que cambios quieren ver en el mundo. También como se imaginan que la vida de sus clientes mejora. Y por último describir que tipo de organización les gustaría ser, aunque esto es lo menos importante de la visión.


Conclusiones

  • Propósito: es la razón de existir de una organización, el porqué haces las cosas.
  • Misión: es lo que haces para alcanzar tu propósito en un periodo de tiempo.
  • Visión: es la realidad que le gustaría ver a la empresa entorno al mundo, sus clientes y ella misma.