Temas que toda pareja debe conversar

Temas que toda pareja debe conversar

Una buena conversación en pareja hace que el matrimonio sea más estable, te comparto los temas que debes abordar para garantizar un buen presente y futuro en la relación.


E
s fundamental que exista la comunicación en una pareja, abordar distintos temas para conversar que sean de interés para ambos, pero sobre todo que sean los que evalúen de alguna manera el cómo están funcionando en la relación. 


¿QUÉ QUEREMOS DE UN MATRIMONIO?

Esta dinámica es muy importante. Den diversas respuestas sobre lo que realmente esperan de su relación, tienen que sentirse libres para expresar realmente lo que quieren, de tal manera que no quede ninguna duda sobre lo que quieren. Una vez que terminen de dar sus respectivos puntos es momento de hablarlo con calma. Para toda actividad de pareja se tiene que tomar en cuenta que se requiere tiempo y espacio. No lo hagan cuando uno de los dos está cansado o tiene prisa. Esto es como un autoexamen de que es lo que cada uno quiere y ver si lo están o no logrando.


¿CÓMO DEFINIR LAS TAREAS DEL HOGAR EN LA PAREJA?

Es importante que hablen temas básicos desde quien cocinará, lavará, barrerá y trapeará, hasta quien se hará cargo de pasear el perro.  Así que una buena y justa división de tareas hará que el matrimonio sea más feliz.


¿CÓMO EDUCAR A LOS HIJOS?

Este tema es de los más importantes, algunas parejas  no hablan de esto porque no lo ven relevante y sacarán a los hijos como se vayan dando las cosas, pero en el momento que se planea el cómo educarlos, estarán visualizando el futuro de una linda familia.

Te invito a que puedas implementar las preguntas y así tener una mejor relación.

 

 

¿Cuál es la diferencia entre Propósito, Misión y Visión?

¿Cuál es la diferencia entre Propósito, Misión y Visión?

Descubre qué significa cada término y por qué debes establecerlos en tu empresa.

 

No es secreto que durante la última década, las empresas han enfrentado retos para atraer y retener el mejor talento posible.En términos simples, es porque, a diferencia que nuestros padres, nuestra generación no sólo busca un buen cheque y reconocimiento. Nuestro grupo de edad se encuentra sediento de poder tener un propósito de vida y ser congruente a nivel personal y personal.

El enfrentar esta crisis de talento ha provocado una oleada muy positiva de empresas que quieren definir su propósito más allá de hacer dinero. Esto no siempre es fácil. A veces porque se trata de una organización vieja (con más de 30 años) y se hereda una pobre cultura organizacional. Sobre todo, es difícil cuando hay tanta cacofonía entorno a los términos disponibles. Para ayudarte en este proceso, veamos de que va cada uno de estos conceptos.

  1. Propósito

El propósito de una empresa es su razón permanente de existir. Es el porqué haces las cosas. La columna vertebral de la cual dependemos para tomar decisiones, ya sea en la vida diaria o cuando el tema es crucial. Con un propósito, podemos discernir entre decisiones que son correctas y generan valor real, de aquellas que son simplemente fáciles o incluso técnicamente elegibles.

  1. Misión

La misión es lo que la organización desea lograr en un periodo específico de tiempo. Si el propósito es el Por qué haces las cosas, la misión se trata del Qué cosas haces. Una buena misión debe de describir que es lo que hace la empresa y lo que no. Tanto el presente como en el futuro, debe de proveer un enfoque a la dirección y sus colaboradores.

En resumen, una buena misión de una empresa debe de:

  • Incluir temporalidad
  • Describir el negocio en el que se opera
  • Definir el cliente
  • Métrica bajo la cual se define el éxito
  1. Visión

La visión de una empresa describe sus planes, el mundo, sus clientes y así misma. Es decir, indica cómo le gustaría que el mundo fuese en algunos años. Esto incluye una idea de que cambios quieren ver en el mundo. También como se imaginan que la vida de sus clientes mejora. Y por último describir que tipo de organización les gustaría ser, aunque esto es lo menos importante de la visión.


Conclusiones

  • Propósito: es la razón de existir de una organización, el porqué haces las cosas.
  • Misión: es lo que haces para alcanzar tu propósito en un periodo de tiempo.
  • Visión: es la realidad que le gustaría ver a la empresa entorno al mundo, sus clientes y ella misma.
7 hábitos esenciales de la gente feliz

7 hábitos esenciales de la gente feliz

Adopta estas actitudes para que alcances el equilibrio y tengas un mejor desempeño en todas las áreas
de tu vida.
Todos quieren la felicidad, pero pocas personas la alcanzan. Eso pasa tal vez porque aproximadamente el
50% de tu “nivel de felicidad” está determinado por características de personalidad que son hereditarias.
En resumen, la mitad de lo feliz que puedes sentirte está fuera de tu control. Pero eso también significa
que el otro 50% depende de ti: relaciones, salud, carrera, entre otros. Así que comparto contigo algunas
opciones para lograr un balance:

 

  1. Haz buenos amigos. Es fácil enfocarse en tener una buena relación profesional con socios, clientes,
    empleados o conexiones, ya que al final eso te sirve para tu negocio. Pero hay una ganancia mucho
    mayor cuando es una amistad real. Aumentar tu número de amigos se relaciona con el bienestar.
  2. Expresa tu agradecimiento. De acuerdo con un estudio, las parejas que expresan gratitud tienen
    una mejor conexión entre ellas, tanto por el agradecimiento como por la persona que lo recibe. Lo mismo
    es verdad en el trabajo. Dile a un compañero que hizo un buen trabajo y ambos se sentirán muy bien.
  3. Persigue tus metas. Las metas que no persigues no son metas, sino sueños y éstos sólo te hacen
    feliz cuando duermes. De acuerdo con David Niven, autor de “100 secretos sencillos de la mejor mitad de
    tu vida”, la gente que identifica la meta que persigue está 19 por ciento más satisfecha con su vida y es
    26 por ciento más positiva.
  4. Da algo de regreso. Dar algo puede ser más beneficioso para el que da que para el recibe. Todos
    sabemos que siempre se siente muy bien ayudar a alguien que lo necesita, nos recuerda lo afortunados
    que somos y es un buen recordatorio de lo agradecidos que debemos estar. Además, recibir es algo que
    no puedes controlar. Si necesitas ayuda, o quieres ayudar, no puedes hacer que otros lo hagan. Pero
    siempre puedes controlar cuando tú apoyas a otras personas.