Libro del Mes  |   Abril 2017

“El cimiento de la libertad es la verdad. Entre mayor sea nuestro entendimiento del mundo que nos rodea, mayor será nuestra libertad para actuar”

Enrique Rojas, define al hombre light como un ser sin esencia, que se rige en base a 5 características principales:

* Permisividad
Todo está permitido. No existen límites. El hombre light no tiene sus valores definidos, ya que éstos representan fronteras que moderan nuestras acciones. El respeto, la fidelidad o la honestidad, no son otra cosa más que límites que nos imponemos a nosotros mismos.

* Relativismo
Para el hombre light no existe ni bien ni el mal, ya que todo depende del enfoque con que se percibe la realidad. En otras palabras, el hombre light es un ente amoral. Un manojo de instintos y deseos sin un sentido. Al no existir una diferenciación entre lo correcto y lo incorrecto, nos sumergimos en un estado de absoluta indiferencia.

* Consumismo
Cultura del exceso. El hombre light es poseído por sus pertenencias. La meta única del hombre es tener más; sin embargo, al ser permisivo y no tener límites ni un objetivo definido claramente, su ambición nunca podrá ser satisfecha, lo que terminará por arrastrarlo a una profunda depresión.

* Materialismo
Vivimos en un mundo plástico donde todo es desechable y no existe trascendencia. Los ámbitos espirituales y culturales son ignorados; lo único que tiene un valor, es aquello que tiene un precio. El dinero es el valor más grande de todos.

 

*Hedonismo
El hombre light solo tiene interés por vivir el instante inmediato. Para él, el placer y la comodidad son sinónimos de la felicidad. El mundo gira alrededor del hombre light, y la realidad existe tan solo para satisfacer sus necesidades. El orgasmo es la mayor felicidad de todas.

El autor se inmerge en el sentido de la vida en los tiempos modernos:

Libertad es igual a verdad
“La verdad os hará libres”. El cimiento de la libertad es la verdad. Entre mayor sea nuestro entendimiento del mundo que nos rodea, mayor será nuestra libertad para actuar.
La libertad surge del entendimiento y la comprensión de la realidad.

 

La moda
Somos tan solo productos en serie. El hombre ha dejado su humanidad para convertirse en un objeto. Nos saturamos de accesorios para disimular ese vacío espiritual que no sabemos como llenar.

Sexualidad light
El hombre light, al ser hedonista, busca tan solo relaciones superficiales que se centran en el sexo. Las relaciones afectivas terminan convirtiéndose en relaciones físicas. El sexo es parte del amar, pero no es el amor en sí. El significado que se imprime en el acto sexual y los sentimientos que hay por detrás, son los que determinan al amor.

 

Televisión, mal información y desinformación
El hombre se encuentra saturado por pilas de información que no le dice nada, ya que ésta, no está enfocada en la formación del hombre ni en la educación, sino en los ratings y en lo que más venda; pura forma sin contenido.
La televisión, por otro lado, se ha convertido en la piedra angular de la cultura y diversión del hombre moderno. Nos hemos hecho dependientes de éste aparato.

 

Revistas del corazón
El hombre light, prefiere gastar su tiempo en revistas frívolas que no dejan ni aportan nada a uno, que a leer un buen libro del cuál pudiera extraer ideas y conocimientos. Somos una sociedad floja que ha perdido la voluntad, en la cuál rige la ley del mínimo esfuerzo.

Intimidad
Existen dos mundos: el mundo exterior y el mundo interior. El mundo exterior es la realidad perceptible. El mundo interior es el de la conciencia, la realidad imperceptible. El hombre light huye del mundo de la intimidad para refugiarse en el exterior, creando así un ser hueco.

La felicidad es igual a un proyecto de vida coherente
La felicidad solo se puede alcanzar a través de un proyecto de vida coherente. Hay que darle un sentido a nuestra vida; pero, no basta solo con tener un objetivo, también, hay que tener la determinación para sobreponernos a cualquier eventualidad que pudiera acaecer en el camino hacia la meta. Además, el proyecto de vida debe ser coherente, debe ser acorde con la realidad y con nuestros valores.

Autor

Enrique Rojas Montes (Granada, 1949) es un médico español catedrático de psiquiatría de la Universidad de Extremadura en excedencia. Sus trabajos de investigación se centran en dos temas: las depresiones y la ansiedad. Sus ensayos han abordado la sexualidad, las crisis conyugales y la voluntad.

 

Rojas es autor de varios libros de autoayuda, ensayo, artículos periodísticos y otros textos.

 

Una constante en su pensamiento es la búsqueda de la felicidad. Desde su punto de vista, una vida lograda exige afrontar adecuadamente algunos de los siguientes problemas que afectan a la sociedad actual: el hedonismo, la permisividad, el nihilismo, la promiscuidad sexual y el relativismo. Esta lucha se expone de forma clara en sus ensayos como El hombre lightRemedios para el desamorLos lenguajes del deseo y otros. Entre sus recientes trabajos, Adiós, depresión, aborda en un tono divulgativo el tema de los trastornos depresivos.

 

  • Premio extraordinario de Doctorado
  • Premio Conde de Cartagena de la Real Academia de Medicina de Madrid por su libro ‘Aspectos de la depresión’.

Nuestra Recomendación

El libro es un llamado de atención, al hombre moderno, a reconsiderar su escala de valores y a evaluar su conducta. Las ideas del autor, invitan al lector a volver a los “viejos” y “buenos” valores de antaño.

Concuerdo en muchos aspectos del libro con el autor, sin embargo, no estoy del todo de acuerdo, con varias de las ideas y planteamientos. A continuación, expondré mi análisis del libro, abordando todos los aspectos mencionados con anterioridad en mi compacto resumen, además de otras disertaciones que pude extraer del texto, leyendo entre líneas los espacios en blanco, por así decirlo.

En primer lugar, pienso que el libro no logra cumplir con un análisis profundo sobre los problemas y conflictos que atañen al hombre moderno; no intenta desentrañar el origen de la problemática del hombre de hoy en día, inmiscuyéndose dentro de los recovecos sociales y espirituales, sino que tan solo describe, superficial y vagamente, algunas conductas del hombre; es decir, tan solo hace un esbozo de la punta del iceberg, sin siquiera sumergirse dentro de las frías aguas de la realidad, donde se encuentra la última verdad.

Enrique Rojas ha sido galardonado con los siguientes premios:

*Premio extraordinario de Doctorado.

*Premio Conde de Cartagena de la Real Academia de Medicina de Madrid por su libro ‘Aspectos de la depresión.

 

Para adquirirlo

www.amazon.com

 

Amazon