Michael Phelps se ha retirado como el más grande nadador de todos los tiempos, lo hizo con dedicación, orgullo y esfuerzo, un líder dentro  y fuera de las piscinas nos ha dejado una leyenda viviente que nutre y nos alegra confiando que los hombres extraordinarios son seres extraordinarios.

Per no solo eso nos ha obsequiado el hombre de la mirada mortal que por cierto se convirtió en un meme viral en las olimpiadas de Río 2016, también ha atraído la atención al deporte de la natación, esa es su mayor contribución: lo que su fama ha hecho en favor de otros atletas.

De acuerdo con Chuck Wielgus, director ejecutivo de USA Swimming, la popularidad de Phelps y su éxito en la piscina ha atraído más recursos al deporte y sus enormes patrocinadores corporativos han abierto la puerta para otros nadadores.

“Tenemos una larga lista de atletas que cuentan con patrocinadores gracias al éxito que ha tenido Michael y a sus relaciones corporativas”, dijo Wielgus a CNNMoney.

“No importaba que tan lejos estaba la meta, sabía de antemano que esforzándome al máximo podría ser el nuevo emperador Poseidon”

Mientras Phelps evolucionó como un atleta rentable, la natación estadounidense se benefició por completo.

Antes de Phelps, la natación no contaba con eventos en vivo en la televisión. Ahora, los grandes eventos son televisados, lo cual aumenta el perfil del deporte y sus atletas. También los vuelve más rentables, con lo que llega más dinero.

A lo largo del 2000, cuando Phelps hizo su primera aparición en olímpicos, las pruebas de natación se veían en grabación. Si bien no ganó una medalla en Sídney, Wielgus dijo que las personas dentro del deporte notaron su potencial.

Para 2004, la mitad de las pruebas olímpicas eran en vivo y la otra mitad grabadas. Phelps ganó ocho medallas de oro en Atenas de 2004 y en 2008 todas las pruebas fueron transmitidas en vivo.

Ese año, en Beijing, Phelps ganó otras ocho medallas. Ganó seis en los juegos de Londres de 2012 y este año las pruebas fueron transmitidas en horario estelar por ocho noches.

La asistencia también aumentó este año. Por primera ocasión, las entradas a las pruebas se agotaron.

Wielgus dijo que la evolución de las pruebas como un evento de gran interés ha coincidido con la carrera de Phelps y muestra su impacto en el deporte.

Phelps tiene un récord de medallas. Su conteo total hasta ahora incluye 22 de oro, dos de plata y dos de bronce.

“El legado a largo plazo de Phelps son los otros atletas que nadan ahora”, dijo a CNNMoney, citando a los jóvenes atletas que se inspiraron a llegar a las piscinas debido a su éxito.

De acuerdo con USA Swimming, Phelps hizo que la natación fuera un deporte genial para los chicos. Antes de 2001, el deporte se componía por 38% hombres y 62% mujeres. Ahora es 44% hombres y 56% mujeres.

Phelps también inició una fundación que enseña seguridad acuática, introduce a los niños al deporte y proporcional asistencia financiera para los nadadores.

Aumento de la edad para nadadores

Otro efecto del aumento de ingresos para la natación es que ha permitido que los profesionales se mantengan más tiempo en el deporte.

Los atletas ahora pueden nadar hasta finales de sus 20 e inicios de sus 30, de acuerdo con Wielgus.

USA Swimming puede proporcionar una beca de 42.000 dólares anuales para sus atletas para cubrir los costos de vida y ha desarrollado programas para ayudar a que los nadadores compitan internacionalmente y ganen mayores premios.

Wielgus espera que Phelps sirva como embajador una vez que se retire del deporte. “Él nos ayudará a cambiar nuestra relación con los atletas en retiro”, dice.

Lindsey dijo que Phelps también ha impactado a los jóvenes nadadores.

 

Sin importar lo que Phelps haga en los siguientes años de su vida, y sin importar todo lo que pueda pasar de ahora en adelante, se puede decir que ha conseguido dar un paso más que el de ganar medallas o ser el mejor de su disciplina. Motivar a las masas a buscar su mejora continua es algo tan difícil de alcanzar como mover rocas con la mirada y este rey del Mar lo ha conseguido.